Inicio  |  Simple  |  Avanzada  |  Autores  |  Temas  |  Ayuda  |  
 


 Sobre la Biblioteca
 Horarios
 Servicios
 Bases de Datos y Repositorio Digital
 Acervo Salaverry

Ficha bibliografica

Código: 189.4 T69A T. 3 [Universidad Católica San Pablo]
Ubicación:UCSP - Sucre
Autor Personal:Tomás de Aquino, Santo
TítuloSuma contra los gentiles
Ciudad: Buenos Aires
Editorial: Club de Lectores
Año: 1951
Descripción: 21 cm.
Notas:F. I: 04/08/2003
Palabras Claves:DIOS;
Términos Locales:Orden - Mundo;
Encabezados Geográficos:

Código: 189.4 T69A T. 3 [Universidad Católica San Pablo]
100:Tomás de Aquino, Santo
245Suma contra los gentiles
260:Buenos Aires: Club de Lectores: 1951:
300: 21 cm.
500:F. I: 04/08/2003
650:DIOS
653Orden - Mundo

Tomás de Aquino, Santo. Suma contra los gentiles. -- . --Buenos Aires: Club de Lectores: 1951. # Ingreso:U0012407

    21 cm..

INDICE Cap. 1. Proemio 2. Que todo agente obra por un fin 3. Que todo agente obra por un bien 4. Que el mal está fuera de la intención de las cosas 5. Argumentos contra la verdad antes determinada 6. Solución a los argumentos expuestos 7. Que el mal no es alguna naturaleza 8. Argumentos contra la conclusión anterior 9. Respuesta a las objeciones precedentes 10. Que la causa del mal es el bien 11. Que el mal se funda en algún bien 12. Que el mal no destruye totalmente el bien 13. Que el mal en cierto modo tiene causa 14. Que el mal es causa por accidente 15. Que no hay un sumo mal que sea principio de todos los males 16. Que el fin de cualquier cosa es el bien 17. Que todas las cosas se ordenan a un único fin que es Dios 18. De qué modo Dios es el fin de todas las cosas 19. Que todas las cosas tienden a asemejarse a Dios 20. De qué modo imitan las cosas a la bondad divina 21. Que las cosas tienden a asemejarse a Dios en que son causas 22. Como las cosas se ordenan de diversas maneras a sus fines 23. Que el cielo debe su movimiento a alguna sustancia intelectual 24. Que todas las cosas apetecen el bien, aun las que carecen de conocimiento 25. Que entender a Dios es el fin de toda sustancia intelectual 26. Que la felicidad no consiste en el acto de la voluntad 27. Que la felicidad humana no consiste en las delectaciones corporales 28. Que la felicidad no consiste en los honores 29. Que la felicidad del hombre no consiste en la gloria humana 30. Que la felicidad del hombre no consiste en las riquezas 31. Que la felicidad no consiste en el poder mundano 32. Que la felicidad no consiste en los bienes del cuerpo 33. Que la felicidad no consiste en la parte sensitiva 34. Que la felicidad ultima del hombre no consiste en los actos de las virtudes morales 35. Que la ultima felicidad del hombre no consiste en el acto de la prudencia 36. Que la felicidad no consiste en la operación del arte 37. Que la ultima felicidad del hombre consiste en la contemplación de Dios 38. Que la felicidad humana no consiste en el conocimiento de Dios que comúnmente tiene la mayoría de los hombres 39. Que la felicidad humana no consiste en el conocimiento de Dios que se tiene por demostración 40. Que la felicidad humana no consiste en el conocimiento de Dios se tiene mediante la fe 41. Que el hombre en esta vida no puede conocer mediante el estudio e investigación de las ciencias especulativas las sustancias separadas como, pretendió awenpace 42. Que en esta vida no podemos conocer las sustancias separadas como afirmo Alejandro 43. Que no podemos entender en esta vía las sustancias separas como supo Averroes 44. Que la ultima felicidad del hombre no consiste en el conocimiento de las sustancias separadas, como imaginan las opiniones dichas 45. Que en modo alguno podemos en esta vía entender sustancias separadas 46. Que el alma en esta vida no se entiende a si misma mediante ella misma 47. Que no podemos en esta vida ver a Dios por su presencia 48. Que la ultima felicidad del hombre no se halla en esta vía 49. Que las sustancias separadas no ven a Dios por sus esencias 50. Que en el conocimiento natural que tienen de Dios las sustancias separadas nos e aquieta u deseo natural 51. Como se ve a dios por esencia 52. Que ninguna sustancia creada puede por su virtud natural llegar a ver a Dios por su esencia 53. Que el entendimiento creado necesita de alguna influencia de lumbre divina para ver a dios en esencia. 54. Argumentos, contra las demostraciones expuestas y sus soluciones 55. Que el entendimiento creado no comprende la esencia divina 56. Que ningún impedimento privado 57. Que todo impedimento de cualquier grado puede ser partícipe de la visión divina 58. Que uno puede ver a Dios mas perfectamente que otro 59. Que los que ven las sustancia divina, ven de algún modo las cosas 60. Que los que ven a Dios ven todas las cosas el 61. Que por la visión de Dios uno es participe de la vida eterna 62. Que los que ven a Dios, lo verán perpetuamente 63. Como en aquella felicidad ultima se colma todo deseo del hombre 64. Que Dios con su providencia gobierna todas las cosas. 65. Que Dios conserva las cosas en el ser 66. Que ninguna cosa da el ser si no en cuanto obra por virtud de Dios 67. Que Dios es la causa del obrar de todos los que obran 68. Que Dios esta e todas partes y en todas las cosas 69. Opinión de aquellos que niegan a las cosas naturales acciones propias 70. De qué modo el mismo efecto procede de Dios y del agente natural 71. Que la providencia divina no excluye de las cosas el mal 72. Que la providencia divina no excluye de las cosas la contingencia 73. Que la providencia divina no excluye la libertad del albedrio 74. Que la providencia divina no excluye el acaso de la fortuna 75. Que la providencia divina es de los singulares contingentes 76. Que la providencia de Dios versa sobre los singulares inmediatamente 77. Que la ejecución de la providencia divina se hace mediante las causas segundas 78. Que mediante las creaturas intelectuales las demás creaturas son regidas por Dios 79. Que las sustancias intelectuales inferiores son regidas por las superiores 80. De la ordenación de los ángeles entre si 81. De la ordenación de los hombres entre sí con los demás seres 82. Que los cuerpos inferiores son regidos por Dios mediante los superiores 83. Epilogo de lo anterior 84. Que los cuerpos celestes no influyen en nuestro entendimiento 85. Que los cuerpos celestes no son causa de nuestra voluntad y elecciones 86. Que los efectos naturales en estos seres inferiores no se siguen necesariamente de los cuerpos celestes 87. Que los movimientos del cuerpo celeste no son causas de nuestras elecciones por la virtud del alma que se mueve 88. Que las sustancias separadas creadas no pueden ser directamente causas de nuestra voluntad y acciones 89. Que el movimiento de la voluntad es causado por Dios y no solo por la voluntad 90. Que las elecciones y voluntades humanas están sujetas a la providencia divina 91. De qué modo las causas humanas se reducen a las causas superiores 92. En qué sentido se dice que alguien tiene buena fortuna y como es ayudado el hombre por las causas superiores 93. El destino: si existe y que es 94. La infalibilidad de la providencia divina 95. Que la inmutabilidad de la providencia divina no excluye la utilidad de la oración 96. Que las peticiones de los que oran no siempre son admitidas por Dios 97. Como es que la disposición de la providencia divina tiene razón 98. Como Dios puede o no puede obrar fuera del orden de su providencia 99. Que dios puede obrar fuera del orden dado a las cosas produciendo los efectos sin las causas propias 100. Que las cosas que Dios obra fuera de la naturaleza no son en contra de la naturaleza 101. De los milagros 102. Que solo Dios puede hacer milagros 103. Que las sustancias espirituales obran milagros que empero no son verdaderamente milagros 104. Que las obras de los magos no son solo por las influencias de los cuerpos celestes 105. De donde tienen su eficacia las operaciones de los magos 106. Que la sustancia espiritual que da lugar a las obras mágicas no es buena 107. Que la sustancia intelectual de cuyo auxilio usan las artes mágicas no es mala según su naturaleza 108. Razones que parecen indicar que en los demonios no puede haber pecado 109. Que en los demonios puede haber pecado y de qué manera 110. Solución de los argumentos alegados antes 111. Que las creaturas racionales están sujetas a la providencia divina de cierto modo especial 112. Que las creaturas racionales son gobernadas en razón de sí mismas, y las demás en orden a ellas 113. Que la creatura racional es dirigida por Dios a sus actos, no solo según el orden a la especie , si no según que conviene al individuo 114. Que Dios da leyes a los hombres 115. Que la ley divina ordena principalmente el hombre a Dios 116. Que el fin de la ley divina es el amor de Dios 117. Que la ley divina nos orienta al amor del prójimo 118. Que por la ley divina de los hombres están obligados a la recta fe 119. Que nuestra mente es dirigida por Dios mediante algunas cosas sensibles 120. Que el culto de latría solo a Dios hay que darle 121. Que la ley divina ordena al hombre según la razón, acerca de las cosas corporales y sensibles 122. Porque la razón , la fornicación simple según la ley divina, pecado y que el matrimonio es natural 123. Que el matrimonio debe ser indivisible 124. Que el matrimonio debe ser de uno solo con una sola 125. Que el matrimonio no debe hacerse entre parientes 126. Que no toda unión carnal es pecado 127. Que el uso de ningún alimento es de suyo pecado 128. Como según la ley de Dios el hombre se ordena al prójimo 129. Que entre los actos humanos hay algunos rectos según su naturaleza, y no solo como puestos por ley 130. De los consejos que se dan en la ley divina 131. Argumentos de los que se impugnan a la pobreza voluntaria 132. Argumentos de los que impugnan los particulares modos de vivir en pobreza 133. Como es buena la pobreza 134. Solución de los argumentos alegados arriba contra la pobreza 135. Solución de las objeciones contra los particulares modos de vivir en la pobreza 136. Del error de aquellos que impugnan la perpetua continencia 137. Contra aquellos que igualaban el matrimonio a la virginidad 138. El error de aquellos que impugnan los votos 139. Que ni los meritos ni los pecados son iguales 140. Que los actos del hombre son castigados o premiados por Dios 141. De la diferencia y orden de las penas 142. Que ni todas las penas ni todos los premios son iguales 143. De la pena que se debe al pecado mortal, y al venial con respecto al último fin 144. Que por el pecado mortal alguno es privado eternamente del último fin 145. Que los pecados son castigados también con la experiencia de algo nocivo 146. Que es licito a los jueces a imponer penas 147. Que el hombre para conseguir la bienaventuranza necesita del auxilio de Dios 148. Que el auxilio de la gracia divina no obliga al hombre a la virtud 149. Que el hombre no puede merecer el predicho auxilio 150. Que el predicho auxilio se llama gracia y es la gracia santificante 151. Que la gracia santificante causa en nosotros el amor de Dios 152. Que la gracia divina causa en nosotros la fe 153. Que la gracia divina causa en nosotros la esperanza de la bienaventuranza futura 154. De los dones de la gracia gratis- dada: de las adivinaciones de los demonios 155. Que el hombre necesita del auxilio divino para perseverar en el bien 156. Que aquel que se aparta de la gracia por el pecado, puede ser nuevamente reparado por la gracia 157. Que el hombre no puede ser librado del pecado, puede ser nuevamente reparado por la gracia 158. Como es librado el hombre del pecado 159. Que razonablemente se le imputa al hombre el que no se convierta a Dios, aunque esto no puede hacerse sin la gracia 160. Que el hombre que está en pecado, sin la gracia no puede evitar el pecado 161. Que Dios libra a algunos del pecado y a otros los deja en el 162. Que Dios no es para ninguno causa de pecar 163. De la predestinación, reprobación y elección divina

Número Ingreso Código Base de Datos Ubicación Tipo # Ej. Status Devolución Reserva
U0012407 189.4 T69A T. 3  Universidad Católica San Pablo UCSP - Sucre Original 1Disponible  

Obras RelacionadasObras del mismo Autor
w
  Sistema Asterik 2014 - V.3.0